¡Nuevos amigos para toda la vida!

Mientras le voy dando los últimos detalles a un amigurumi o proyecto que tenga entre las manos, ya mi cabeza empieza a volar para pensar en algo nuevo que hacer. Tenía visto un patrón que moría de ganas por hacer, así que me puse manos a la obra con el pequeño osito de Hannapopana.  Al empezar el patrón me di cuenta de que solo venía en Alemán y la verdad es que yo no entiendo nada de nada de este idioma, pero aún así con ayuda de un traductor logré terminar y puedo decir que se ha convertido en uno de mis patrones favoritos. Es tan bonito el resultado y sencillo, sin tantas complicaciones (como me gustan a mi).

pro-cam

Por aquí lo terminé y en esta ocasión se fue junto con la hermosa tortuga sonajero en color turquesa (patrón de Vibemai)  a hacer felices al pequeño Aimar y su hermanito que está a nada de nacer. Espero a sus papis y a ellos les guste tanto como a mí.

Por cierto te invito a que conozcas un poquito de las creencias de los amigurumis aquí, no solo son muñecos de crochet para peques, si no que también alimentan el espíritu del niño que todos llevamos dentro y se convierte en un compañero para toda la vida.

¡Espero que tengas una semana cargada de cosas bonitas y positivas! Si quieres más información para poder tener tu propio amigurumi o regalar a alguien especial, déjame en alguna de mis redes sociales, que por cierto ya tenemos nueva página de Facebook.

Un beso grande y gracias por compartir,

Sweetmamma!

Anuncios